“Lee lo que quieras, pero lee”

“Lee lo que quieras, pero lee”

La lectura desde temprana edad

La lectura en los pequeños es de vital importancia ya que su capacidad de lectura a esta edad crece sin igual y así como en la escuela, en casa los papás juegan un rol muy importante en este habito.

Al inicio una técnica importante es leerles en lugar de forzarlos a leer, ya que los niños se estimulan al escuchar palabras e irlas descubriendo su significado juntos.

 Cada que se mejora la habilidad de la lectura, se comenzara a leer por su cuenta, estoy dara pie a comenzar a dejarlo leer por su cuenta pero aun no es momento de dejar de leerle, ya que la lectura juntos enriquecerá su vocabulario, al terminar charlar sobre lo acontecido en la lectura, lugares, personajes, fortalecerá la conexión entre lo que se lee y lo que pasa en la vida cotidiana.

A medida que su hijo se convierta en un lector más seguro, continúe presentando una amplia gama de libros. Si se trata de leer en voz alta, busque dos tipos de libros: los que su hijo puede leer solo y los que están fuera de su nivel actual de lectura independiente. Gracias a esta combinación, su hijo puede releer algunos de estos libros por su cuenta, mientras que usted debe leer (o al menos ayudar a leer) el más complicado, lo que le permite disfrutar de una historia más sofisticada y aprender nuevas palabras. .

 Al elegir libros, tenga como referencia principal los intereses de su hijo. ¿Deportes ?, ¿música ?, ¿dinosaurios? Busque libros sobre temas que sabe que su hijo está interesado y libros relacionados con estos temas. Por ejemplo, si sabe que su hijo está interesado en las ballenas, busque libros que hablen sobre exploradores famosos o ficciones históricas que tengan barcos balleneros en el escenario. A medida que su hijo crezca, descubrirá que le gusta leer libros cada vez más complejos que enseñan sobre el mundo e introducen cuestiones éticas y sociales.

 Hable sobre los libros que su hijo está leyendo solo y para la escuela, así como sobre sus temas y autores favoritos. Si el autor escribió una serie de libros, anime a su hijo a leerlos todos. A algunos niños les gusta mantener una lista de los libros de sus autores favoritos.

 Otros tipos de libros que pueden gustar a los niños son:

 

biografías de personajes famosos

libros sobre niños que enfrentan desafíos

libros que contienen juegos de palabras

Libros de misterio

literatura de fantasía o libros de ciencia ficción

Otra forma de captar el interés de su hijo es elegir libros que tengan una conexión personal. Dígale cuáles fueron sus libros favoritos de la infancia y dígale por qué le gustan tanto. A los niños también les puede gustar leer las versiones juveniles de las revistas que leen.